sábado, 12 de junio de 2010

Incendios en El Ávila

La fuerte época de sequia que se prolongó durante varios meses en el territorio venezolano, dejó varias consecuencias que son muy difíciles de remediar. Una de las principales consecuencias fue el incendio de cientos de hectáreas en el territorio del Ávila. Estos incendios fueron originados por las altas temperaturas que se alcanzaban en la ciudad capitalina y debido a la escasez de funcionarios de protección civil con la experiencia para manejar estos desastres.


Lo peor de este incendio forestal fue que se originó en El Ávila, lugar donde se hospeda la mayoría de la fauna Caraqueña. Especies tales como perezas, turpiales y guacharacas perdieron su hábitat y tuvieron que movilizarse a otros sectores del área montañosa. Incluso, varias especies fueron encontradas en sectores urbanos de la capital, y han tenido que adaptarse a una nueva interacción con el clima y con otras especies incluyendo a los propios humanos que por naturaleza suelen maltratar a los animales. Aunque las diferentes asociaciones encargadas de la protección de animales han hecho un esfuerzo para devolverles el hábitat a estos animales, no se puede reparar todo el daño producido por estos incendios forestales.


Lo que se tiene que tomar en cuenta de esta catástrofe es que, los animales tienen una gran importancia en el mundo, por eso es necesario tomarlos en cuenta y estar conscientes del daño que se les puede causar a estos. Si El Ávila o cualquier sector donde habite un animal está siendo afectado por algún factor, es necesario ser consciente y tratar de ayudar a solucionar el problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada